Fundación Rumbos - Accesibilidad

Este sitio es accesible para personas con discapacidad

Una plaza accesible

Diario El Día de Gualeguaychú.  Suplemento Salud. El Reportaje. 25 de Mayo de 2008
 
 
Pronto nuestra Plaza Belgrano será un espacio para que todos los niños de la ciudad puedan disfrutarla sin que alguna discapacidad sea un límite o una barrera para su uso.
Por Elsi Rodríguez
 
Poder observar, analizar y vivenciar desde las diferencias es un tema que es núcleo desde los albores de la humanidad. Teniendo tanta capacidad para el discernimiento y la reflexión, pareciera que el pensamiento tuviera que indefectiblemente caer en un punto cerrado.
Mucho se habla de apertura y de consenso, pero cotidianamente estamos presenciando en distintos órdenes de la vida una visión absolutamente circunscripta hacia los extremos, donde pareciera que todo debe ser blanco o negro y los grises hubieran desaparecido.
Sin embargo, en el ámbito de la inclusión social, ¡por suerte! y gracias al esfuerzo y perseverancia de sus hacedores, se vislumbra un camino mucho más amplio.
Desde distintos ángulos de la sociedad convergen ideas y proyectos para favorecer al entendimiento que los seres humanos parecemos iguales, pero que cada uno es un continente único y propio con virtudes y debilidades, con capacidades y alguna que otra disfunción. Abocados a esta tarea de acortar distancias y generar puentes, la Asociación Civil ELPLAM de Gualeguaychú junto con la Fundación Rumbos de Capital Federal el sábado 17 de mayo se reunieron en el Colegio de Arquitectos para encaminar el proyecto “Plazas Barriales Inclusivas”.
La Arquitecta Cecilia González Campo, especialista en Diseño participativo, representando a la fundación es quien en este primer encuentro comenzó a dar los lineamientos básicos para lograr que la Plaza Belgrano se transforme en poco tiempo en un lugar de encuentro y juegos para todos.
- ¿Por qué es importante en la actualidad seguir hablando de la necesidad de inclusión de las personas con alguna discapacidad?
Estamos viviendo un momento histórico de un cambio de paradigma. Durante mucho tiempo las personas con discapacidad han sido vistas e incluso ellos mismos se percibían como tal, desde el término discapacitado. Cuando en realidad lo que debe ir adelante es “Persona”, pues la discapacidad en definitiva es un atributo más. Uno puede ser gordo, flaco, rubio, morocho, sordo, ciego, etc, pero como ser humano tiene la capacidad para desarrollar sus proyectos de vida, sus sueños. Este cambio de mirada es el que permite empezar a entender el espíritu de la inclusión. Dentro de lo que son los espacios arquitectónicos, inclusión es generar lugares donde toda la sociedad se exprese en su diversidad.
- ¿Se vislumbra una apertura en la población en general y desde los medios de comunicación con relación al compromiso masivo que debe implicar la inclusión social?
En líneas generales sí, pero aún queda mucho por hacer. Es de destacar que Gualeguaychú está con una visión avanzada, cosa que no ocurre en otros lugares donde no se percibe esa mirada abarcativa y contenedora. De hecho, en muchas notas periodísticas se sigue leyendo los conceptos de discapacidad a espacios limitados, como de “guetto”. En realidad lo que está pasando con relación a este tema aquí en esta ciudad desde hace unos años es paradigmático. Pienso que esto tiene mucho que ver con una esencia cultural y de sensibilidad propia del lugar, y la comunidad adoptó una mirada inclusiva. Por ejemplo mencionando el compromiso medioambiental que se vive en esta ciudad.
- Fundación Rumbos en este momento asumió el compromiso en Gualeguaychú de lograr concretar dentro de los espacios arquitectónicos una plaza inclusiva, ¿Por qué?
La plaza históricamente ha sido y es un lugar de encuentro por excelencia. Donde las distintas generaciones la usan de distintos modos, para la charla, para los mimos, el relax y el juego. Por distintos motivos, entre ellos la inseguridad que se vive en la actualidad ha hecho que esos lugares se hayan ido despoblando. Entonces la idea de trabajar sobre las plazas tiene que ver con la intención de volver a poblarlas de gente, de tratar de revalorizar ese espacio público donde tantas historias de vida se desencadenan y luego quedan guardadas dentro de cada uno. Además, porque tenemos un gran compromiso con esta propuesta patrocinada por el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) y esto no es casual, pues nuestra mirada está puesta en los niños que son el futuro y ellos, todos sin excepción, merecen ese lugar para jugar y socializarse con sus amiguitos.
- Esto que por ahora es un proyecto, pero que busca ser en corto plazo una realidad ¿de qué manera la gente debe sumarse para ser protagonista directo de esta concreción?
Vamos a convocar en corto tiempo a dos talleres, estamos pensando en el mes de junio. El primero va a tener como eje primordial hablar de los niños y el segundo tendrá entrevistas colectivas donde se hablará específicamente de la plaza para recabar información sobre las necesidades y lo que cada uno entienda que debe hacerse en ese lugar. Entonces le pido a toda la comunidad que estén atentos a cuando se den las fechas de estos talleres para que haya una concurrencia importante de personas con interés en ser partícipes directos de esta Plaza Belgrano que quedará remozada. También hago extensivo de modo específico, a todos los arquitectos para formar parte del equipo técnico que lleve adelante este trabajo pudiendo acercarse al colegio de profesionales o comunicarse conmigo a través del correo electrónico: cecilia@rumbos.org.ar
- En este compromiso al que intentamos que se involucre gran parte de la comunidad ¿es para lograr que esta plaza tenga el sello personal de la ciudad?
Seguro. Para nosotros es sumamente importante que todo esto se realice con la participación directa de la gente, pues ellos son los que en definitiva utilizarán esos espacios, son el principio y el fin de este proyecto. Yo vengo de Bs. As. a brindar mi aporte desde mis conocimientos y experiencia de lo que es el diseño accesible, pero el resto es el trabajo y el aporte de Uds. que son quienes habitan este lugar y esto es lo que debe verse reflejado en el proyecto final de esta plaza.
Las actividades se enmarcan, como se mencionó, en el Programa “Plazas Barriales Inclusivas” que Rumbos lleva adelante con el Patrocinio del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).
Para Fundación Rumbos e INADI, las plazas en tanto lugares de encuentro público, son estratégicos para impulsar la inclusión físico-social, vital para la promoción y logros en derechos humanos. En particular, el diseño de los espacios destinados al juego de los más chicos, pues propicia la conformación de una red inclusiva: los niños que hoy compartan sus actividades, desde la naturalidad de “cada uno es como es”, serán quienes de adultos generarán la red inclusiva que entraña el estado de derecho, también para las personas con discapacidad. Este es el mejor antídoto a futuro contra la discriminación, y el fundamento de nuestro Programa 2008 “Plazas Barriales Inclusivas”

©2007 Fundación Rumbos - IGJ: 001131

Dirección: Cabildo 2720 5 D C1428AAW. Teléfono: (54 11) 4706-2769. Contacto: fundacion@rumbos.org.ar