Fundación Rumbos - Accesibilidad

Este sitio es accesible para personas con discapacidad

Favor adherir a "Designaciones en la mira"

Como uno de los candidatos que se postuló para integrar el Comité de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, les envío el siguiente texto titulado “Designaciones en la mira”.

Redactado por la Comisión Directiva de REDI, este texto caracteriza como carente de transparencia y participación al procedimiento aplicado en las designaciones al Comité de la OEA y al Comité de la ONU.
 
Para presentar la nota que sigue ante el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto y ante la CONADIS (Comisión Nacional Asesora para la Integración de Personas Discapacitadas), solicitamos que si acuerdan con la misma, adhieran vía Internet o enviando un correo electrónico con su nombre completo, nº de documento y lugar de trabajo u organización a la que pertenece a rediderechos@yahoo.com.ar y con copia a ejoly@rumbos.org.ar
 
Las adhesiones se hacen de manera electrónica en http://www.petitiononline.com/disc2010/petition.html
 
Siga estas instrucciones para PETITIONLINE si no lee inglés:
 
1. Haga click en "click here to sign petition" (haga click aquí para firmar la petición) al pie de la nota de adhesión.
2. Ingrese su nombre y apellido en la casilla indicada como "Name".
3. Ingrese su correo electrónico en la casilla indicada como "Email Address".
4. En las 2 casillas siguiente agregue su nº de documento e indique la organización a la que pertenece y cargo si corresponde, o lugar de trabajo, o profesión, caso contrario indique "ninguna".
5. En formato de opciones se indica "Email Address Privacy Option" (opciones de privacidad del correo electrónico), indique “Available to Petition Author” (sólo disponible para quien armó la petition) así podemos agradecer su adhesión, o si prefiere “prívate” (privado) para que nadie tenga acceso a su dirección de correo.
6. Luego haga click en "preview your signature" (vista previa de su firma).
7. Finalmente haga click en "approve signature" (aprobar firma).
 
Gracias,
Eduardo Joly
 
A continuación el texto que aparece en el link http://www.petitiononline.com/disc2010/petition.html
 
Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto / Comisión Nacional Asesora para la Integración de Personas Discapacitadas, de la República Argentina
 
Ref.: Cuestionamiento Designaciones Argentinas Convenciones Discapacidad OEA y ONU
 
Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la República Argentina
Señor Canciller Lic. Jorge E. Taiana
Comisión Nacional Asesora para la Integración de Personas Discapacitadas de la República Argentina
Señora Presidente Lic. Raquel Tiramonti
De nuestra consideración:

Los aquí firmantes adherimos al texto que sigue - “Designaciones en la mira” - donde se cuestiona la falta de transparencia y participación en el proceso de selección que dio lugar a las designaciones argentinas al Comité para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad de la OEA, y al Comité de Expertos de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU.
 
 
Designaciones en la mira
CONADIS y CANCILLERÍA eligieron al Dr. Pablo Oscar Rosales para ocupar el puesto que dejó vacante Carlos Eroles en el Comité para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad de la OEA (de aquí en más Comité OEA), y al Dr. Luis Guillermo Bulit Goñi como el candidato argentino a presentar ante la ONU para integrar el Comité de Expertos de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (de aquí en más Comité ONU).
El Dr. Rosales es el Director de Asuntos Jurídicos del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo), organismo dependiente del Ministerio del Interior. Hace años fue Subgerente de Servicios al Beneficiario de la Superintendencia de Servicios de Salud (Obras Sociales) y Ex Director en representación de la Superintendencia de Servicios de Salud en el Directorio de la Comisión Nacional Asesora para la Integración de Personas Discapacitadas (CONADIS). Además, dirige el posgrado en Discapacidad en la Facultad de Derecho de la UBA.
El Dr. Bulit Goñi es miembro fundador de ASDRA (Asociación de Síndrome de Down de Argentina) y Presidente de su Consejo Asesor. También es Gerente de Asuntos Jurídicos de la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social). Hace años fue Delegado Titular de la ANSES en el Comité Técnico de la CONADIS.
Ambos son altos funcionarios del gobierno nacional, con responsabilidades que conciernen la aplicación de políticas públicas en materia de discapacidad en sus respectivos organismos. En particular, es importante remarcar que el funcionario designado para el Comité OEA pertenece a un organismo político que se ha preocupado por atender los intereses de los grupos más desaventajados, alentando su protagonismo mediante instancias de participación en foros, y este nombramiento desarticula el compromiso histórico del organismo, lo que debe ser interpretado como un retroceso en la política institucional.
Con relación a la función de monitoreo del cumplimiento de los postulados de ambas convenciones (OEA y ONU), ocupar cargos tan altos en organismos del gobierno nacional plantea serios conflictos de intereses. ¿Cómo harán para monitorear las violaciones a los derechos de las personas con discapacidad cuando sus propias gestiones gubernamentales debieran estar sujetas a un monitoreo independiente? ¿Cómo harán para compatibilizar el ser juez y parte?
Una cosa es impulsar políticas de acción positivas, que sus cargos implican, y otra es denunciar incumplimientos. Es por ello que la Convención de la ONU prioriza la participación de las mismas personas con discapacidad, provenientes de las organizaciones de las sociedad civil y no teñidas de intereses gubernamentales o empresariales, para aquellos cargos que tienen incidencia en la vida de las personas con discapacidad. Para la función de monitoreo de la gestión del Estado no hay mejor candidato que aquel que proviene de las organizaciones de personas con discapacidad. Es lo que da sentido al lema “nada sobre nosotros sin nosotros”.
Cabe destacar que para ambos Comités se postularon otros candidatos con profundos conocimientos sobre ambas convenciones, algunos de ellos personas con discapacidad o familiares directos, e inclusive personas con reconocida experiencia en el monitoreo de las políticas públicas argentinas en materia de discapacidad ejercida desde la sociedad civil. Sin embargo, pareciera que el ser persona con discapacidad y/o contar con experiencia en tareas de monitoreo son antecedentes que no fueron debidamente tomados en cuenta a la hora de decidir. O tal vez sí lo fueron, pero como atributos negativos.
Lo cierto, es que el proceso de selección estuvo teñido por una sistemática falta de transparencia por parte del Estado y de una marcada exclusión de las organizaciones de personas con discapacidad, en clara violación de los postulados de la Convención de la ONU.
En ambos casos, el Gobierno Nacional ignoró la solicitud expresada en una nota de febrero 2010 cursada desde ASDRA y REDI para la implementación de un proceso participativo y transparente.  También ignoró la sugerencia de delegar en un comité independiente del Estado, de personalidades reconocidas por su trayectoria en derechos humanos, la revisión de los antecedentes de los postulantes, incluyendo las consultas a las organizaciones de personas con discapacidad y a los organismos de derechos humanos,  y la recomendación imparcial del mejor candidato argentino para cada puesto.  Esta idea fue propuesta por REDI y cursada en marzo 2010 desde la Comisión de Discapacidad del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil de Cancillería. Cuando se hizo evidente que la decisión recaería en un comité conformado exclusivamente por CONADIS y CANCILLERÍA, se sugirió que en el comité de selección participaran, además de representantes de organismos no gubernamentales dedicados a procesos de transparencia y a derechos humanos en general, un representante de la Defensoría del Pueblo de la Nación, como órgano de control del Estado, y representantes de organizaciones de personas con discapacidad. Algunas de estas propuestas se formularon desde el Comité Asesor de ONG de CONADIS y otras en comunicaciones personales desde REDI con directivos de CONADIS.
La intención desde las organizaciones de la sociedad civil fue que el proceso de selección fuera lo más transparente y participativo posible. La expectativa fue que el procedimiento siguiera pautas que se condicen con un concurso de antecedentes. Pero la realidad fue otra. El Gobierno Nacional optó por resguardar en el mayor sigilo no sólo los criterios de selección sino el nombre de quienes integraron el comité de selección. Igualmente grave, CONADIS y CANCILLERÍA no publicaron en sus páginas web los antecedentes de los candidatos para que la sociedad civil pudiera formular comentarios acerca de ellos. Al conocerse la designación del Dr. Rosales al Comité OEA, REDI elevó una nota (19/04/2010) solicitando información que transparentara el procedimiento que dio lugar a dicha designación, nota que jamás tuvo respuesta. La misma fue redactada en términos que sin explicitarlo claramente indicaba lo que se esperaba con relación al proceso de selección del candidato para el Comité ONU que aún estaba en curso. En cuanto se publicó la nómina de candidatos admitidos para el Comité ONU, REDI solicitó  (19/04/2010) la publicación inmediata de los antecedentes de los mismos en las páginas web de ambos organismos de gobierno. Luego de mucha insistencia, Fundación Rumbos logró que CANCILLERÍA le remitiera por email los antecedentes de los candidatos. Esto sucedió a mediodía de la fecha en que vencía la recepción de comentarios. Luego se postergó dicho plazo, pero sin que el gobierno publicara los antecedentes de los candidatos. Tampoco se conocen las razones por las cuales los funcionarios elegidos fueron considerados más idóneos que los otros postulantes.
No cabe otra que deducir que en ambos casos, la selección fue en base a criterios que poco tienen que ver con ambas Convenciones, o con las funciones de monitoreo de ambos Comités.
Cabe señalar que este procedimiento, ni se condice con las recomendaciones del International Disability Alliance (IDA), ni con los postulados de la Convención de la ONU en lo que concierne a la participación de organizaciones de personas con discapacidad en el proceso de selección. Y en el caso del funcionario designado para el Comité de la OEA, el que éste ni sea persona con discapacidad ni familiar directo, tampoco se condice con los postulados de la Convención de la ONU.
Esta falta de transparencia y de participación, sumado a la falta de cumplimiento con los postulados de la Convención de la ONU en el proceso de selección, pone en tela de juicio el procedimiento empleado y las designaciones de ambos funcionarios. Esto amerita una revisión pormenorizada y pública de lo sucedido, así como una profunda reflexión que conduzca a un cambio de conducta para toda designación futura de candidatos para organismos internacionales, e inclusive para organismos nacionales. Al respecto, la credibilidad del gobierno nacional y la confianza que debiéramos poder depositar en él están en jaque.
Como contribución positiva para esclarecer lo acontecido, consideramos que CONADIS y CANCILLERÍA deben dar a conocer, para cada Comité por separado, y en virtud de nuestro derecho a la información y en nuestra condición como partes directamente afectadas por lo sucedido:
1.     Nombre de todas las personas que se candidatearon para cada puesto
2.     Razones para no haber dado lugar a cada una de las candidaturas rechazadas en primer término
3.     Si consideraron, y de qué manera, la condición de persona con discapacidad, de familiar directo de persona con discapacidad y la experiencia personal con la discapacidad de los postulantes
4.     Si evaluaron el ser o no funcionario de gobierno o empresario en la industria que provee productos o servicios a las personas con discapacidad como un aspecto diferencial positivo o negativo para la selección al puesto
5.     Si tomaron en cuenta la experiencia previa en monitoreo con relación a la situación de las personas con discapacidad en el país y de qué manera lo tomaron en cuenta
6.     Cuáles fueron los criterios que emplearon en la selección de los candidatos
7.     Las razones por las cuales consideraron que el Dr. Pablo Oscar Rosales y el Dr. Luis Guillermo Bulit Goñi tienen mayores méritos que los demás candidatos a los puestos correspondientes
8.     Si se requirió opinión de la Oficina Anticorrupción con relación a la potencial incompatibilidad de ejercicio del cargo y a la evaluación de independencia requerida por el tratado para los postulantes que son funcionarios de gobierno
9.     Si han tomado alguna iniciativa administrativa para que al Dr. Pablo Oscar Rosales y al Dr. Luis Guillermo Bulit Goñi se les reduzcan sus salarios en la proporción del tiempo que dediquen a las tareas encomendadas como integrantes de los respectivos Comités de referencia
10. Finalmente, la nómina de quienes integraron el comité de selección: por CONADIS, por CANCILLERÍA, y en calidad de representantes de organizaciones de personas con discapacidad.
 
 Eduardo Joly, Presidente Fundación Rumbos
 
Siguen las firmas…

©2007 Fundación Rumbos - IGJ: 001131

Dirección: Cabildo 2720 5 D C1428AAW. Teléfono: (54 11) 4706-2769. Contacto: fundacion@rumbos.org.ar