Fundación Rumbos - Accesibilidad

Este sitio es accesible para personas con discapacidad

Versión en texto de la entrevista de radial

Entrevista a la Arq. Silvia Coriat (SC) 

Programa radial “Urbanos”

Realizada por Gustavo Schweitzer (GS)

 

GS: Vamos a hablar nuevamente en nuestro programa de uno de los ejes a los que le prestamos mucha atención que es el tema de la accesibilidad

Hace muy poco se ha presentado una nueva edición de un libro muy importante en esta materia que es Lo urbano y lo Humano, Hábitat y Discapacidad de  la Arq. Silvia Coriat  a quien tenemos en línea para nuevamente abordar esta problemática tan importante y  acuciante en  nuestra Ciudad de Buenos Aires. Deciamos que el tema de la accesibilidad en una Ciudad tan importante como Buenos Aires debiese ser tenido como uno de los temas prioritarios

 

SC: Si en realidad es un tema complejo y urgente, urgente porque la Ciudad de Buenos Aires ha tenido sobre todo en lo que tiene que ver con la vía publica un deterioro muy grande. Las veredas en  muchos lugares de la ciudad son prácticamente intransitables y para adultos mayores y personas con movilidad reducida realmente es de alto riesgo,  al punto de que la incidencia de accidente por caídas es mucho más alto que lo habitual en cualquier cuidad desarrollada.

 

Por otro lado, digamos el derecho de todas las personas tengan o no alguna discapacidad, tengan o no dificultades para caminar por sus propios medios,  el derecho como ciudadanos está establecido desde nuestra constitución desde nuestra leyes y reforzado por una Convención que se firmó en el año 2007 sobre los Derechos de Personas con discapacidad y hay otra en trámite sobre adultos mayores. Entonces, el hecho de poder llegar a diseñar de manera accesible para todos, esto que se denomina diseño universal, es una prioridad para que todos puedan tener el mismo disfrute de la ciudad y sus actividades

 

GS: La Ciudad de Buenos Aires tiene de por si una ley local, además de una ley nacional,  con lo cual uno podría pensar que acá deberíamos estar en ventaja con respecto a esto tema, pero, ¿esto es así o la norma está pero no se cumple?

 

SC: a ver por una parte la ley o qué tiene de interesante es que está incorporada en código de edificación no es un anexo sino que el Código de Edificación de la ciudad plantea la accesibilidad desde el año 2003 está en vigencia, eso de alguna manera se refleja en las construcciones nuevas se han dejado de ver edificios nuevas con escaleras, la entra en general es plana o con rampa muy suave, las puertas son más amplias; en términos generales la accesibilidad se empieza a cumplir, sin embargo hay algunos puntos claves en los que no se cumple.  

Un tema muy delicado, es el tema de los baños, ahí falla porque si bien el ingreso sigue teniendo, en general, una amplitud necesaria la distribución interna no coincide con lo que necesita alguien por ejemplo que usa silla de ruedas, se desvirtúa el sentido. 

En la Ciudad de Buenos Aires, realmente falta mucho para que la manera de implementar la ley de accesibilidad sea realmente útil para las personas que la necesitan. O sea,  que ahí lo que está faltando en este momento ya que tenemos la ley es una fiscalización a fondo sobre el tema.

 

GS: Por  un lado están las construcciones nuevas donde quizás sea más difícil obviar el tema de la accesibilidad pero el problema está con las existentes que tienen que adecuarse a esta situación  y que en muchos casos no ocurre.

 

SC: Claro,  hay varios factores que inciden para que esto no se haga, en primer lugar ha habido una ley que desdice, de alguna manera, lo que dice la Ley de accesibilidad respecto de los locales comerciales.  Entonces hay amplio permiso y los locales comerciales que cuando salió la ley tenían la obligación de brindar accesibilidad ahora no la tienen, eso es muy grave. Después, lo que yo mencionaba en relación a la vereda publica,  el Código de edificación cuando se refiere a las veredas se refiere a lo que  tiene que ver con línea municipal para adentro. Cuando habla de veredas es que el frentista está a cargo de ejecutar las veredas y mantenerlas. Esto  en realidad conduce al fracaso porque los frentistas, en la gran mayoría de los casos, no se preocupan por las veredas,  pero políticamente a entidades de gobierno por algún motivo no les conviene reclamar a los frentistas que cumplan con eso. Es una media un tanto demagógica, es como un dejar pasar y los organismos del gobierno de la ciudad solo se ocupan de lo que que son formalmente responsables, por ejemplo edificios públicos,  aquellas veredas en las cuales las raíces de árboles las  han destruido o deformando y predios que están abandonados. Ahí tenemos gran contradicción es un espacio público por naturaleza que está dependiendo de la buena voluntad de los privados, es una gran contradicción, en cuidad en las que la veredas cumple con su función como tiene que ser, tiene su continuidad,  están sanas, no dependen de los frentistas, sino del gobierno municipal

 

GS: Recién nos decías que el tema de accesibilidad están en Código de edificación de la ciudad, estamos en un momento que se está repensando el tema de la norma del c de e y el código de planeamiento urbano en donde se están haciendo reuniones con distintos colegios en la material para ver cómo se reformula, ¿le parece que va a estar incluido este tema o está bien como está?

 

SC: No , yo creo que necesita una revisión porque cuando se incorporó la ley 962 al código, se incorporó de una manera muy particular porque el código venia en revisión desde hacía años, y es un código obsoleto en muchos sentidos, necesitaba y necesita de una reestructuración a fondo y hay muchos temas en discusión en relación al código:  si tiene que ser exclusivamente  prescriptivo y basado en especificaciones o si  tiene que ser un código más didáctico y basado en  necesidades a satisfacer, que son dos conceptos totalmente diferentes. Entonces, yo entiendo que si existe oportunidad de generar un código basado en cumplir con necesidades eso es mucho mas didáctico y para los profesionales queda mucho más claro porque tienen que llevar adelante determinados diseños que de otra manera les resulta una imposición arbitraria, cuando se les dice usted tiene que hacer esto así y asá. Es como que el profesional deja de diseñar porque ahí tiene la norma que lo está obligando, de la otra manera no le queda otra que ponerse en lugar del usuario con sus necesidades, entonces ahí si ejerce su rol de diseñador.

 

GS: Hablábamos del eje de la construcción o de las edificaciones pero el tema de accesibilidad también es muy importante en tema del transporte, que todos puedan tener las mismas condiciones para movilizarse,  ¿cómo está la Ciudad de Buenos Aires en este sentido?

 

SC: Muy complicada,  si bien hay normas y han habido algunos avances, hay contadas líneas de colectivos que tiene un sistema de accesibilidad sustentable, que se va sosteniendo tendindo a lo largo de tiempo, y se está instalando el  Metrobús.  El propio sistema de Metrobús,  aun cuando en su origen provee brindar accesibilidad tiene unas cuantas falencias,  en ese sentido hemos recibido quejas de usuarios de  Metrobús.  

 

GS: ¿Qué tipo de planteamientos?

 

SC: La imposibilidad de arrimarse el colectivo al andén para poder tener superficie continua entre el colectivo y la plataforma de un silla de ruedas scooter, estas especie de motitos llevadas por usuarios; queda un hueco bastante importante de separación, también no necesariamente coincide la altura del piso del colectivo con el del andén. Otro de los problemas los tienen los ciegos que se les produce confusión importante con las texturas de los andenes y también  hay una confusión cuando llegan a la punta del andén,  que a diferencia de los colectivos que venían parando habitualmente en la vereda ahora paran en la mitad de la calle entonces si o si tienen que encontrar la manera de cruzar y ahí se le plantean dificultades de orientación.

 

Después hay otros problemas que son más estructurales.

 

GS: Eso hablamos colectivos, en tema trenes debe ser más  complicado aún.

 

SC: Con tema de los trenes y subtes a veces hay  retrocesos por negligencias creo yo, por ejemplo la línea A de subtes está teniendo ahora unos subtes nuevos que siguen manteniendo un desnivel entre el andén y el coche;  y la línea de trenes del Sarmiento, que antes estaba resulta perfectamente a nivel,  en este momento ya no lo está con el reemplazo de coches que hubo. Entonces hay cuestiones que están en la ley, que está todo bien, que todo el mundo ya sabe de qué se trata la accesibilidad, pero concretamente cuando se hacen grandes inversiones estos que parecen pequeños detalles, porque se habla de pocos centímetros, cambia las condiciones de accesibilidad.  Por eso digo que es medio paradójico, en un sentido se habla del tema, circula, se lo conoce pero realmente en relación a los usuarios que necesitan accesibilidad las cosas no hay mejorado mucho.

 

GS: Además está el concepto de accesibilidad en sentido  amplio,  no solo es para personas con  problemas motrices, sino gente de edad, mujeres embarazadas,   chicos…

 

SC: Si otro problema en Metrobús es que las paradas se encuentran entre 5 y 6 cuadras de distancia siendo las mismas líneas de colectivo que habitualmente tenían las paradas a dos  o tres cuadras. Entonces para la gente mayor y la que le cuesta caminar es un cambio grande, es un retroceso no es un avance.

Hay otro problema, que tiene que ver con lo urbano, que es por donde pasa el Metrobús. Se transforman zonas que hay sido corazones de localidades como puede ser Vicente López, que ha tenido un comercio a cielo abierto, se transforma una vía de acceso rápido que corta ese corazón en dos, la gente  para cruzar la calle corre riesgo, el semáforo sobre la avenida es muy corto y el tránsito corre a gran velocidad y han habido más accidentes de lo que había antes.

Son temas complejos que inciden en la seguridad y la calidad de vida de diferentes localidades.

 

GS: ¿Esto tiene que ver con que cuando se planifican intervenciones urbanas no se lo tiene en cuenta este tema o falta integrar todo lo que tiene que ver con el desarrollo urbano?

 

SC: Se tiene en cuenta de una manera dogmática, en el sentido de que ahí está la ley, están escritas cuestiones con las que hay que cumplir y se trata de cumplir con esas cosas, tampoco se cumple a rajatabla, pero no existen organismos que nucleen al conjunto de los interesados, por ejemplo: de los vecinos, adultos mayores, personas con movilidad reducida o discapacidades, profesionales asistentes de toda esta gente. Entonces se va actuando de manera parcial y después aparecen los problemas que son difíciles de resolver ante el hecho consumado

 

GS: Otro tema importante en cuanto al a ciudad de la accesibilidad a los colegios que también es un tema que está presente pero no sabemos se ha mejorado  no los últimos años…

 

SC: hace 3 años hice un estudio que me había solicitado UNESCO sobre la accesibilidad en las escuelas en  Latinoamérica y en particular en Argentina y en Buenos Aires.  De ese estudio salen algunas cuestiones interesantes,  respecto de la ciudad de Buenos Aires específicamente  de las escuelas públicas  ha habido un avance importante a través de un juicio llevado adelante por la asociación Acceso Ya  hace varios años y que finalmente logra un acuerdo con Infraestructura Escolar del gobierno de la ciudad y un compromiso ahí logrando accesibilidad en las escuelas.  Este es un plan que va avanzando, lo que sucede es que se hace la vista gorda con las escuelas privadas y el porcentaje de escuelas privadas es altísimo. Toda esa porción de niños que van a escuelas privadas no cuentan con accesibilidad y hay escuelas que pregonan su inclusión educativa pero prefieren tomar niños que tienen, por ejemplo, un problema de  discapacidad intelectual leve o sordera que no implique modificaciones de los edificios que le resulten onerosas. En esto no hay un control. Y otro  dato muy interesante que uno de los  principales impedimentos que se plantean para niños con discapacidad, sobre todo niños en situación de pobreza pero también en general, es el tema llegar a la escuela con un transporte accesible,  que no existe y el sistema escolar no lo tiene previsto. No lo tienen previsto de manera inclusiva, es decir, que los niños puedan ir juntos a la escuela en el transporte escolar que resulte accesible. Existe un circuito de transporte especial que lo cubre la obra social después de muchos trámites y de mucha orientación para lograrlo para esas familias que saben cómo manejarse y tiene el tiempo y el asesoramiento, pero muchos niños tienen deserción escolar por la falta de un transporte a una escuela a la que puedan concurrir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


©2007 Fundación Rumbos - IGJ: 001131

Dirección: Cabildo 2720 5 D C1428AAW. Teléfono: (54 11) 4706-2769. Contacto: fundacion@rumbos.org.ar